El simbolismo de la miel

La miel es uno de los alimentos más antiguos de la humanidad y, quizás por ello, junto a sus características, está entre los que se distinguen por su especial simbolismo. Junto al huevo, la harina, la leche y la manzana, forma parte del quinteto de alimentos considerados básicos en la historia de la alimentación.


El carácter simbólico de la miel alude a la vida y a la felicidad. La mayoría de culturas la tiene por un regalo divino que recompensa el esfuerzo por mantener las buenas virtudes. Su color dorado remite al oro y al sol, a la vida y a la purificación.
Las abejas encarnan el valor de un trabajo perfecto y ordenado. Un modelo de obediencia y constancia. Ejemplifican el trabajo en comunidad y las virtudes a seguir.