artMuria recibe la máxima distinción de la Asociación Española del Lujo

Momento de entrega del galardón “Diamante de la Excelencia” a Rafael Muria, presidente de artMuria

El equipo de la empresa de miel de lujo artMuria (www.artmuria.com) ha sido galardonado con la máxima distinción que otorga anualmente la Asociación Española del Lujo (Luxury Spain), a uno de sus asociados. El acto de entrega del reconocimiento tuvo lugar el pasadao día 13 de noviembre, en la sede de Miel Muria en El Perelló (Tarragona), con la presencia de unas setenta personas, entre ellas la Princesa/SAR Béatrice de Orléans, presidenta honorífica de Luxury Spain, la Sra. Cristina Martín Blasi, presidenta ejecutiva de Luxury Spain, el equipo de artMuria y las autoridades territoriales.
La Princesa/SAR Béatrice de Orléans, presidenta honorífica de Luxury Spain, hizo entrega a Rafael Muria, presidente de artMuria, del galardón “Diamante de la Excelencia” como reconocimiento a una larga trayectoria dentro del sector alimentario, por su arduo trabajo realizado, conmemorando la excelencia y el saber hacer de la marca artMuria, un producto posicionado entre las grandes marcas de Alimentación y situado dentro de la cartera de productos de los mejores establecimientos Gourmet del mundo.
La presidenta ejecutiva de Luxury Spain, Cristina Martín Blasi, destacó que “artMuria es la única empresa apícola que pertenece a la nuestra Asociación. Una empresa con más de doscientos años de trayectoria, de gran innovación y excelencia que, además de un producto de altísima calidad, ofrece vivir una experiencia sensorial inigualable”.
El equipo de Miel Muria lanzó en 2014 su gama de miel de lujo artMuria. Cuatro variedades de miel (Naranjo, Romero, Alta Montaña y Bosque) de excelente calidad, que triplican los niveles de polen de una miel normal y que en la actualidad ya se exportan a más de 15 países.

Equipo al completo de artMuria con la Princesa/SAR Béatrice de Orléans y la Sra. Cristina Martín Blasi

Durante el acto, Xavier Pallarès, delegado del Gobierno de la Generalidad en las Terres de l’Ebre, puso de relieve que “artMuria es el ejemplo de una empresa familiar que ha conseguido situar las Terres de l’Ebre en el mundo”.
El acontecimiento también contó con la presencia del presidente de PIMEC Tarragona, Jordi Ciuraneta, que indicó que “es una gran satisfacción tener empresas de esta calidad y excelencia ubicadas en nuestro territorio, que pueden ser pequeñas pero que por su afán de superación e innovación pueden llegar a ser todo un referente”.
Ramon Sarroca, presidente de la Federación de Cooperatives Agraries de Cataluña (FCAC), asistente al acto, puso en valor la “capacidad de artMuria por ofrecer a los consumidores un producto de calidad y todo un mundo de sensaciones”.
Aprovechando la ocasión, artMuria realizó la presentación en primicia de un nuevo producto, las Lágrimas de artMuria & Caviaroli, resultado de la sinergia entre ambas marcas de prestigio y pertenecientes a Luxury Spain.
Las Lágrimas de artMuria & Caviaroli son el único producto de estas características en el mercado alimentario.

Los asistentes al acto, tuvieron el placer de degustar una cata de las excelencias culinarias del chef de la miel, Rafel Muria, y de recibir el obsequio de un estuche de la variedad de miel de naranjo con azafrán de la colección artMuria Luxury Innova, galardonada con tres estrellas en los premios londinenses Great Taste 2019.
Para más información:
www.artmuria.com
Fuente y fotos: artMuria

Invasión de velutinas en Asturias

Invasión de velutinas en Asturias

El colectivo asegura que se ha producido «una desaceleración económica» en el sector por la invasión de la avispa asiática, ya que cada propietario puede perder entre el 40 y el 80 por ciento de las colmenas a razón de 150 euros cada una

Ejemplar de velutina o avispa asiática

Si hay un sector que se está viendo gravemente perjudicado por la invasión de la avispa asiática y su expansión por la región asturiana ese es el apícola. Desde el año pasado, los apicultores ven como sus colmenares son atacados por las velutinas y como pierden enjambres porque las medidas disuasorias «no son del todo eficaces» además de ser «demasiado costosas». La alternativa a la que se ven abocados los profesionales y muchos aficionados a la apicultura para salvar sus enjambres y aminorar en la medida de lo posible las pérdidas económicas es la trashumancia. Es decir, trasladar las colmenas a zonas de alta montaña, zonas no propicias para las avispas velutinas. Sin embargo, la trashumancia también supone un gasto para los apicultores que, no obstante, prefieren realizarlo si pueden tanto por el ámbito económico como por el vocacional, «porque es una actividad que quien la practica es porque le encanta y se sufre mucho cuando ves a las abejas morir», manifiesta Santiago Menéndez, presidente de la Asociación de Apicultores de Asturias. Este colectivo tiene 412 socios entre profesionales y aficionados.AdChoicesPUBLICIDAD

El mismo asegura que se ha producido «una desaceleración económica» en el sector por la invasión de la avispa asiática, ya que cada propietario puede perder entre el 40 y el 80% de las colmenas. «La gente que ha tomado medidas igual salva la mitad del colmenar, pero el daño cero nunca se llega a lograr. Como mínimo, el 40% de las colmenas se van a morir, y la pérdida puede llegar hasta el 80%», explica Santiago Menéndez, que apostilla que «las colmenas que sobreviven suelen tener igualmente mucho daño» y eso complica que puedan arrancar con fuerza en marzo. Así, en ocasiones, los apicultores ven como la campaña se retrasa hasta mayo, por lo que el «desánimo» está apareciendo en el sector.

Imagen de una avispa asiática.

Asturias espera retirar 5.000 nidos de avispa asiática a final de año

A estas alturas, viendo el grave daño que las velutinas causan en las colmenas, el presidente de la Asociación de Apicultores de Asturias señala que «hay bastante poco que hacer», aunque afirma que el sector ha probado diversos procedimientos para intentar disuadir a la especie invasora de atacar los enjambres. Las arpas eléctricas, un filtro que se coloca delante de las colmenas, es uno de los métodos que usan los apicultores para evitar que las velutinas entren. «Es parecido a un matamoscas grande con huecos de dos centímetros de separación. En teoría permite que las abejas pasen y la avispa asiática no, que se electrocuta en este sistema y haría un efecto disuasorio, por lo que dejarían de atacar la colmena», comenta Menéndez, que pone como hándicap que «es demasiado costoso» y, sin embargo, «no es del todo eficaz». También han probado los apicultores a colocar rejillas o métodos como el de capturar una velutina y ponerle citronela para que envenene las larvas cuando vuelve al nido. «Son métodos que dan mucho trabajo, son costosos y la avispa asiática sigue haciendo daño», indica el presidente de la Asociación de Apicultores de Asturias.

Santiago Menéndez alerta de que la expansión de la avispa asiática está ocasionando «una desaceleración económica» en el sector, tanto en la compra de material apícola, como en la compra de enjambres porque «el apicultor ve que los ataques a colmenas son continuos y que la proliferación de nidos de velutinas es mayor que los que se retiran». Para los apicultores es complejo asumir esa realidad porque Santiago Menéndez señala que la apicultura tiene dos vertientes: por un lado el económico por ser una explotación ganadera y, por otro, el componente vocacional que tiene el sector. Así,  dice que «tanto en lo económico como en lo anímico es muy fastidiado» el problema que les crea la avispa asiática.

Plumeros de la Pampa, en una carretera de la zona rural

Velutinas, plumero de la Pampa y jabalíes, principales quebraderos de cabeza en la zona rural de Gijón

Las medidas que toma la administración regional en la lucha contra la invasión de la velutina las valora de forma positiva desde el punto de vista de que «fomentan el trampeo en primavera e invierten contratando empresas para la eliminación de nidos». No obstante, manifiesta que «al apicultor no le soluciona el problema». En su opinión, es necesaria una campaña de divulgación potente «para que la gente se conciencie de que hay que salir a poner trampas» y que se invierta en investigación para crear «un cebo seguro para que la avispa asiática se lo lleve y aborte el nido». Santiago Menéndez añade que son medidas que hay que desarrollar no sólo por el sector apícola, sino también por la agricultura, ya que se han dado casos en los que la avispa asiática ha destrozado cultivos de fruta. «Hay que desarrollar tratamientos igual que se hace para las mascotas», insta el mismo sabedor de que «la actividad apícola tiene un problema muy serio con esto». Además, advierte que «la gente está desesperada y coloca tratamientos que pueden no ser seguros».

Los profesionales intentan salvar los colmenares trashumando a las zonas de alta montaña, donde las avispas asiáticas no van. Pero esto también supone un gasto «muy alto» para los apicultores, que han de disponer de un vehículo adaptado y homologado para el traslado de colmenas. Así, les puede suponer un coste de diez euros por colmena cuando una explotación profesional puede tener entre 500 y 600. «Eso te supone que ya partes de 5.000 o 6.000 euros menos ese año». Y eso teniendo bien programado el traslado en verano y teniendo asentamientos concedidos por la administración pertinente. «Para no perder producción tienes que trasladarte, porque sino el enjambre consume las reservas de miel de la primavera», explica Santiago Menéndez. El caso es que hay apicultores que tienen su explotación preparada para una cosecha concreta, como puede ser de castaño, por lo que tienen más complicada la trashumancia.

El presidente de la Asociación de Apicultores de Asturias pone de relieve también la importancia que tiene la actividad apicultora para el ecosistema. De hecho, a nivel europeo se conceden subvenciones al sector. Sin embargo, el mismo argumenta que si no se toman medidas contra la expansión de la avispa asiática esas subvenciones será «como quemar billetes», puesto que aunque se impulse la instalación de colmenas, éstas después son atacadas por las velutinas.

40 aniversario de la Asociación de Apicultores de Asturias

Justamente, los protocolos de actuación en el colmenar para el control de la avispa asiática será uno de los temas que se trate en los actos de celebración del 40 aniversario de la Asociación de Apicultores de Asturias, que se celebrará el 23 de noviembre en un conocido restaurante de Llanera. En las ponencias y mesas redondas que se celebrarán, el colectivo intentará transmitir conocimientos técnicos indispensables para afrontar el futuro de las explotaciones apícolas, así como analizar la situación actual del sector a nivel autonómico y nacional. El evento contará con la participación y apoyo de organizaciones agrarias de ámbito nacional como son UPA – UCA (Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos) o la Asociación de Cooperativas Agroalimentarias de España.

Fuente y fotos: La Voz de Asturias.

Más información: ASociación de Apicultores de Asturias
Dirección: Av. de Las Segadas, 24, bajo – Oviedo (Ppdo. de Asturias)
Horario: Jueves no festivos desde las 17 a 21 h.
Tel.: 985.273 356

Argentina: Analizan los efectos del glifosato sobre la abeja

Un estudio en conjunto entre dos facultades de la Universidad de Buenos Aires encontró que la presencia de este agroquímico en el alimento de las larvas impactó de forma negativa en su supervivencia al retrasar su crecimiento y disminuir el tamaño que alcanzan de adultos.

La abeja de la miel es la polinizadora principal de muchos cultivos agrícolas. En los campos, el insecto debe convivir con una gran cantidad de agroquímicos en el ambiente. Sin embargo, existen pocas investigaciones que abordan los impactos de estos compuestos sobre el polinizador. En este contexto, un estudio de las facultades de Agronomía de la UBA (FAUBA) y de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA (FCEN) analizó el efecto del herbicida que más se usa en el mundo, el glifosato, sobre el desarrollo de las larvas de esta abeja.

El herbicida se aplica en los agroecosistemas para evitar que las malezas reduzcan los rendimientos de los cultivos. Cuando las abejas se alimentan de las flores, muchas veces llevan glifosato a la colmena. Entonces, en el momento que nacen las larvas dentro del panal, ingieren miel con trazas de este agroquímico. Nosotros quisimos ver cómo esto afecta su desarrollo”, explicó Jorge Zavala, docente de la cátedra de Bioquímica de la FAUBA e investigador del instituto INBA (UBA-Conicet).

Para eso, criamos larvas de abeja en el laboratorio y les proporcionamos alimento con glifosato, una situación similar a la que podría ocurrir en un entorno agrícola. Lo que encontramos fue que las larvas se desarrollaron más lentamente; es decir, muchas de ellas tardaron más en convertirse en adultas y alcanzaron pesos más bajos que las que no ingirieron glifosato. Estos resultados muestran que, aun cuando las dosis que usamos no fueron letales, las consecuencias a largo plazo serían negativas para la supervivencia de las abejas”, advirtió Walter Farina, docente del Departamento de Biodiversidad y Biología Experimental de la FCEN e investigador del Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias (FCEN-UBA/IFIBYNE-Conicet).

Se reduce la probabilidad de que la colmena sobreviva

Sobre la base del estudio publicado en la revista Plos One, que surgió de la tesis doctoral de Diego Vázquez (IFIBYNE-Conicet), Walter señaló que al crecer más lentamente —hasta un 40%— algunas abejas podrían no llegar al estado adulto, y si lo consiguieran, lo harían con un tamaño pequeño —hasta un 30%—. Esto implica niveles de reservas menores y un sistema inmune empobrecido, lo cual reduce la probabilidad de que la colmena sobreviva a períodos de bajos recursos y puede alterar su dinámica poblacional.

De todas formas, Zavala aclaró que a pesar de que la información genética dentro de la colmena era la misma, las abejas respondieron diferente a los efectos del glifosato. Esto se relacionó con la ocurrencia (o no) de situaciones previas de estrés de exposición al glifosato. El efecto tóxico de este herbicida también fue evaluado mediante el análisis genético de los insectos.

Zavala afirmó que todos los animales tenemos la capacidad de reducir el impacto de ciertas sustancias tóxicas que contienen los alimentos. “Por ejemplo, estos mecanismos nos permiten detoxificar la cafeína del café. Podemos detectar cuándo están funcionando al mirar la ‘actividad’ de ciertos genes. Los insectos también tienen esos genes, que les sirven para reducir la toxicidad de los insecticidas”.

Jorge añadió que hasta hace un tiempo se creía que el glifosato sólo afectaba a las plantas, pero que en su investigación observaron los genes de las abejas para confirmar que resultó tóxico para ellas. “Pudimos detectar efectos negativos a pesar de que usamos dosis de glifosato más bajas, incluso, que las que encontramos en las colmenas a campo”.

El futuro de las abejas

A partir de investigaciones similares a la nuestra sabemos que las abejas expuestas al glifosato pueden tener dificultades para percibir el dulzor de un néctar y también para aprender la relación entre un olor floral y la recompensa. Esto agrava la situación de las polinizadoras, ya que la flora nativa en los agroecosistemas está empobrecida y cada vez se deben esforzar más para hallarla”, contó Farina.

Además, para concluir, Farina indicó que las colmenas sufren impactos negativos más complejos que los que hallaron en sus estudios en laboratorio, ya que en los campos existe una complejidad mayor. “Se aplica más de un agroquímico y las colmenas sufren muchos otros estreses que producen respuestas diferentes en las abejas. Por ello, a futuro vamos a continuar y profundizar estas investigaciones conjuntas en lotes productivos”.

Fuente y fotos :Ecoportal.net

Cartel anunciador de las VIII Jornadas Apícolas 2020

Cartel

El elegante cartel para las VIII Jornadas Apícolas de la Asociación Española de Apicultores ha dado el pistoletazo de salida de las mismas, en las que también se celebran la Feria de productos y material, concursos y el V Encuentro de Asociaciones Apícolas.

Ya se puede solicitar espació para exponer en la V Feria de Productos y Material Apícola , dirigiéndose a agustinarias2@gmail.com.