Una duda: ¿Los diabéticos pueden comer miel?

Desde VIDA APÍCOLA creemos interesante publicar este trabajo divulgativo publicado en unCOMO para que los apicultores y el público en general puedan estar seguros en cuanto a su consumo y sus ventajas y contraindicaciones

Todos sabemos que las personas diabéticas no pueden metabolizar bien los azúcares, por lo que estos se van acumulando en sangre y, por ello, tienen que dejar de lado los azúcares simples en su alimentación porque son los que incrementan la cantidad de glucosa en sangre más rápido. Uno de los alimentos dulces y más naturales que los que padecen diabetes se ven obligados a dejar es la miel de abejas, pues debido a su contenido en azúcares realmente no deben comerla.

No obstante, hay situaciones en las que se puede tomar aunque se sufra esta enfermedad y, además, hay diferentes tipos de este alimento con distinto contenido en azúcares. En unCOMO damos la respuesta a una duda común: ¿los diabéticos pueden comer miel?. Aunque te adelantamos que la respuesta es que NO deben comerla, explicamos los detalles necesarios para saber cuándo sí pueden “hacer la excepción” y otros aspectos.

 

¿La miel sube el azúcar?

Esta es la primera pregunta que se hacen muchas personas que empiezan a padecer diabetes, o que conocen a alguien con este problema de salud, y la respuesta es sencilla: la miel SÍ sube el azúcar en sangre, o dicho correctamente los niveles de glucosa en sangre. El motivo es que una buena parte de la composición de este alimento son azúcares de distintos tipos, por lo que al ingerirlos el cuerpo termina acumulándolos en sangre si no se pueden metabolizar bien, como es el caso de los diabéticos, que debido a problemas con la insulina no pueden usar los azúcares en beneficio del organismo y sufren hiperglucemia o niveles elevados de glucosa.

Como hemos comentado, la miel tiene muchos azúcares de diferentes tipos, pero también contiene otros nutrientes, repartidos en los siguientes rangos:

  • Agua: entre el 14% y el 22%.
  • Azúcares: fructosa (28% – 44%), glucosa (22% – 40%), sacarosa (0,2% – 7%), maltosa (2% – 16%) y otros azúcares (0,1% – 8%).
  • Proteínas y aminoácidos: entre el 0,2% y 2%.
  • Minerales: entre el 0,5% y el 1,5%.
  • Vitaminas y otros nutrientes: entre el 0,5% y 1%.

La miel no produce la diabetes. Esta enfermedad es producida por factores relacionados con la genética, los cuales hacen que alguien sea más propenso a este problema, por una alimentación muy inadecuada, con pocos nutrientes de calidad y elevada en azúcares y grasas de los tipos menos saludables, y por obesidad descontrolada, es decir sin tratar adecuadamente. Por tanto, aparte de motivos genéticos, las comidas basura o chatarra, el alcohol, las bebidas azucaradas, la bollería industrial son algunos ejemplos de esta alimentación nada saludable que puede producir diabetes. Pero, el hecho de comer miel, aunque se haga a menudo, no produce esta enfermedad, aunque puede desencadenarla si hay factores genéticos que la predispongan.

Si te preguntas “¿puedo comer miel si tengo diabetes?”, la respuesta más clara es que si tienes diabetes NO debes comer miel de abejas. No obstante, las personas diabéticas también tienen momentos en los que sus niveles de glucosa en sangre bajan, es decir, son momentos en los que tienen hipoglucemia aguda. Por ello, es en estos momentos en los que sí deben tomar alimento con azúcar, e incluso si es grave deben tomarse sobre de glucosa directa, y la miel es una buena opción, aunque debe ser poca cantidad de miel de abejas.

Normalmente, un remedio efectivo para subir la glucosa cuando alguien tiene una hipoglucemia o a un diabético le da una bajada de glucosa es tomar un poco de miel y canela. Por tanto, con diabetes, la miel y la canela son una opción para regular los niveles de glucosa cuando están bajos.

Asimismo, si hay algún momento en que un diabético decide comer un poco de miel de abejas sin estar en un momento de bajada de azúcar, es necesario que previamente se aplique la cantidad de insulina adecuada, la que le corresponda según los niveles que le marque el dispositivo para medir la glucosa en sangre.

Remedios naturales para bajar el azúcar en sangre

Aunque la miel, sea del tipo que sea, no es un alimento apto para diabéticos, o no al menos para consumirlo de forma habitual, sí hay alimentos que pueden ayudar a regular los niveles de glucosa. Es el caso de los hipoglucemiantes naturales, como las siguientes infusiones:

  • Infusión de stevia
  • Infusión de canela
  • Infusión rooibos
  • Infusión de raíz de ortiga
  • Infusión de salvia

No obstante, tampoco conviene tomarlas muy seguido y sobre todo tienes que vigilar su consumo si eres una persona diabética que sigue un tratamiento con insulina de forma constante. Y, por supuesto, a estas infusiones no se les puede añadir cualquier azúcar o edulcorante, solo se recomienda un poco de stevia o, mejor aún, tomarlas sin endulzar.

Texto: Urene Juste de unCOMO. Foto: unCOMO.