La miel de Gran Canaria está entre las mejores del mundo

miel-gran-canariaManuel López Martell (Las Palmas de Gran Canaria, 1965) advierte de los peligros que amenazan a la abeja negra canaria por la introducción de otras razas foráneas. Apicultor, agricultor, profesor, consultor en desarrollo rural, sociólogo rural, máster en marketing, estudió en el Centro Nacional de Desarrollo Rural, un centro de élite del Ministerio de Agricultura. Es uno de los mayores expertos en miel de abeja. En las Islas Canarias existen entre 10 y 15 mil colmenas.

”La miel que hacemos en Gran Canaria afirma- está entre las mejores mieles del mundo. Canarias es la segunda región de la tierra con mayor biodiversidad y todo esto ocurre porque hay una raza de abejas, la abeja negra canaria, que es única en el mundo y está hiperadaptada a los diferentes ecosistemas de las Islas. Tenemos biodiversidad increíble de flores y plantas, y esto es lo que hace que las mieles de Gran Canaria tengan muchos matices.” Y añade: “
En cualquier lugar de la tierra la miel es prácticamente homogénea, pero en Canarias en poco territorio la miel varía muchísimo porque la flora es diferente. Al ser tan variada y diversa, hace que la miel sea única, con unos matices, unos aromas y unas características que son únicas en el mundo. Hemos despuntado en Gran Canaria como uno de los mejores productores de quesos del mundo y la miel es la asignatura pendiente, el reto que tenemos.”

Sobre si peligra la abeja canaria, es rotundo:
 ”El principal activo que tenemos en Canarias son las abejas, y más a nivel mundial porque las abejas se están extinguiendo ya. Hay incidencias de determinados pesticidas, factores ambientales, la sequía, los campos magnéticos. Las abejas están desapareciendo de muchos sitios del mundo y existe un mercado mundial capaz de absorber toda la producción. También le preocupa la presencia de abejas foráneas y comenta lo siguiente: “
Las abejas foráneas ponen en peligro primero las posibilidades de futuro que tenemos. Se habla de nuevos yacimientos de empleo pero en realidad no tienen ni idea de por dónde tienen que ir. Cuando tenemos un sector con un potencial y una materia prima que podemos exportar a nivel mundial, resulta que la connivencia y pasividad para no declarar a las Islas como territorio exclusivo de la abeja negra, están haciendo que se estrangulen todas las posibilidades de futuro. La abeja negra canaria es extremadamente mansa, saludable, no tiene enfermedades o es muy resistente a ellas porque tiene un comportamiento de limpieza bestial por selección natural. Tiene una capacidad de supervivencia que tienen muy pocas razas de abeja.
Las abejas canarias llevan aquí miles de años. La apicultura en Canarias es una actividad prehispánica. Las abejas están en Canarias antes de que vinieran los hombres y Canarias es lo que es porque ha habido abejas y otras especies de insectos. Cuando llegaron los guanches hicieron apicultura, recogían miel, y después de la conquista, en los documentos se recoge la tenencia de abejas y la organización del territorio para la imposición de colmenares.

Por otra parte, existe preocupación en La Gomera al no haberse autorizado por la Unión Europea la denominación de “Miel de palma”. La miel de palma canaria es un producto típico de la isla de La Gomera que se obtiene a partir de la savia de la palmera canaria, dicha savia es conocida con el nombre de guarapo. La falsa miel de palma es el resultado de la reducción en cocción durante algunas horas del “guarapo” hasta que adquiere la densidad similar a la miel de abeja y su color oscuro característico. Su producción se reduce básicamente a la isla de La Gomera, y es el complemento que suele acompañar a modo de salsa a los postres típicos. Evidentemente no se trata de una miel, aunque su apariencia pueda ser semejante.