Un apicultor diseña y patenta un sistema para proteger las colmenas de abejas del ataque de las avispas asiáticas

Lleva años alertando a las Administraciones de la necesidad de invertir en prevención para controlar la plaga de avispa asiática (velutina nigrithorax). Su afición como apicultor llevó a José María Vázquez, natural de Viveiro, a estudiar el comportamiento de esta especie invasora, a constituir la empresa Serpa (de servicios de extinción de velutinas) y a crear inventos para frenar su avance y sus efectos. Primero diseñó un sistema de cremación de avisperos, que ha ido perfeccionando, y ahora acaba de patentar un invento para proteger las colmenas de abejas de los ataques de las velutinas. Ya comenzó su comercialización a pequeña escala y previo encargo en A Mariña lucense, comarca en la que comenzó a trabajar y donde ya en 2012 se dio la voz de alerta ante los primeros casos. El protector diseñado por Vázquez es de madera, se coloca en la colmena y dispone de tres rejillas que impiden a la velutina llegar a las abejas. Sostiene su creador que en el 90 % de los casos las dos rejillas situadas en la parte exterior son suficientes para frenar la entrada. El formato de las rejillas está pensado para permitir el paso de las abejas, de los zánganos y de las velutinas más pequeñas, que ya en el interior son atacadas por las abejas, explica Vázquez, quien indica que este protector debe complementarse con los sistemas de trampas. En el último año ha perfeccionado el invento (que vende a 40 euros), ha realizado una instalación piloto para testarlo y ahora busca un inversor dispuesto a fabricar y comercializar el invento a gran escala. «La plaga de velutina sigue creciendo y creo que en Galicia no se hace lo suficiente en materia de prevención», sentencia.

Fuente: La Voz de Galicia. Texto: M. Cuadrado. Video: Xaime Ramallal. Foto: Campaña Salvemos a las Abejas

 

Hay esperanza para las abejas: crece su número mientras se reducen las colmenas afectadas

El número de abejas en EEUU y Europa se ha incrementado levemente durante el último año, un halo de esperanza para una especie que lleva sufriendo caídas importantes de su población desde los 90. No sólo la mejora de las técnicas de reproducción ha permitido este giro, también la reducción de su mortalidad ha permitido que las colmenas recuperen parte de su vida.

Según el Departamento de Agricultura de EEUU, el número de colonias de abejas (para uso comercial) aumentó un 3% hasta las 2,89 millones. Mientras que el número de colmenas perdidas por el denominado ‘problema del colapso de colonias’ fue de 84.430, un 27% inferior a los datos registrado un año antes.

No obstante, según publica la agencia Bloomberg, hasta dos quintas partes de los apicultores aseguran que tienen problemas serios con las plagas, los ácaros y los pesticidas usados por los agricultores. Una parte importante de las colmenas quedan dañadas de muerte por estas causas; no obstante, las mejoras técnicas en la reposición de colmenas están permitiendo que aumente la población de este insecto tan necesario para el éxito del proceso de polinización.

Más colmenas, pero peores

Sin embargo, los apicultores advierten de que las técnicas usadas para incrementar las poblaciones de abejas pueden ser nocivas a largo plazo por la debilidad inherente de las nuevas colmenas, que se crean de forma poco natural. “Se crean nuevas colmenas mediante la división de las colmenas más fuertes, lo cual las debilita”, asegura Tim May, un apicultor de Harvard, Illinois, y vicepresidente de la Federación de Apicultura de EEUU. “Controlamos la presencia de ácaros, alimentamos bien a las abejas, nos comunicamos con los agricultores para que no fumiguen con pesticidas cuando nuestras colmenas son más vulnerables. No sé qué más podemos hacer”, sentencia este experto.

Según varios análisis de Greenpeace, hasta un 70% de las abejas podrían desaparecer a medio plazo si no se toman medidas inmediatas. Estos expertos aseguran que una reducción de tal calado en las poblaciones de abejas pondría en jaque a decenas de árboles frutales que necesitan a este insecto como principal polinizador. Los 319 tipos de insecticidas que denuncia la organización son el principal factor en este desastre natural. Cuando las abejas recogen una parte de este insecticida, que en algunos casos no produce la muerte inmediata sino problemas en el sistema nervioso, se desorientan y se pierden, no llegando a la colmena y muriendo tras varios días deambulando.

No obstante, la principal preocupación de los apicultores la produce el ‘problema del colapso de colonias’ (Colony Collapse Disorder, en inglés, CDC en español), un fenómeno que se extendió a principios de este siglo. Aunque estas desapariciones han ocurrido anteriormente a lo largo de la historia de la apicultura, este término se comenzó a extender de forma pública en 2006 ante el fuerte aumento del número de desapariciones en colonias de abejas en Norteamérica a finales de ese mismo año.

Fuente: ElEconomista.es Foto: Dreamstime

Cantabria prepara la Feria Nacional Apícola mientras lucha contra la Vespa velutina

Un año más la Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria (FAAC) presentan el avance de lo que será el programa de la IX edición de la Feria Nacional Apícola que se celebrará en Torrelavega (Cantabria) los días 21 y 22, sábado y domingo, de octubre. En ella encontraremos:

  • Exposición de material y productos apícolas con más 45 expositores nacionales e internacionales. Estando presentes los principales fabricantes y distribuidores de material apícola que harán demostraciones de maquinaria y presentaciones de productos novedosos.
  • Ciclo de Conferencias Técnicas:
  • En ellas se abordarán los principales problemas que aquejan al sector apícola como son la varroosis (con nuevos enfoques para su control), el impacto de los pesticidas neonicotinoides en las abejas, la Vespa velutina, de la mano de Lolo Andrade (investigador experto en insectos y miembro de Protección Civil), que dará una conferencia el sábado por la tarde y un taller el domingo por la mañana “Avispas, su diferencia, comportamiento y métodos de control”. También contaremos con la presencia del apicultor profesional Manuel Barquín que dará una clase sobre manejo apícola, se presentarán las “Plataformas STOP velutina” de Galicia y Cantabria y alguna más a falta de confirmar.

Además con esta edición, coinciden dos importantes acontecimientos en Torrelavega, los días previos COAG celebrará sus Jornadas Apícolas y la llegada, el sábado 21 a la feria, de la Marcha STOP velutina (que recorre en tren la Cornisa Cantábrica desde Ferrol a Bilbao para denunciar la problemática de la invasión de este insecto, organizada por AGA con la colaboración de CODACC)que contribuirán a realzar esta edición y a una mayor afluencia de apicultores de toda España.

  • Actividades generales de la feria
    • Exposición sobre la Vespa velutina, con 12 carteles de gran formato.
    • El rincón del apicultor. Espacio para mostrar inventos, ideas, etc. La mejor idea tendrá un obsequio.
    •  IX Concurso de Dibujo “El mundo de las abejas”. Podrán participar niños/as de 4 a 12 años
    • IX Concurso de “Postres con miel” con dos categorías, postres creativos y tradicionales
    • Cócteles con zumos y miel para niños a cargo de la Asoc. de Barmans de Cantabria.
    • Degustación de mieles y de los postres presentados al Concurso
    • III Jornadas Gastronómicas “la miel en las cocinas de Torrelavega” del día 14 al 22 de octubre en trece restaurantes de la ciudad.

La Feria y todas las actividades se desarrollarán en las instalaciones del Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega y permanecerá abierta durante el sábado de 10:00 h. a 20:00 horas y el domingo de 10:00 a 15:00 horas.

Información sobre la IX Feria ampliada y actualizada:

Cesar 609 48 15 28 –  Carlos 686 76 47 73

mail: faacantabria@gmail.com
VESPA VELUTINA, ÚLTIMA HORA
Estiman haber capturado entre las trampas y los nidos primarios retirados,  entorno a las 4.500 reinas fundadoras de Vespa velutina. Esto significa que se han evitado otros tantos nuevos nidos, ya que cada reina eliminada, supone evitar la formación de un nido nuevo y en consecuencia, millones de avispas provocando un gran impacto medioambiental debido a su gran voracidad de abejas e insectos polinizadores, graves perjuicios económicos en el sector apícola y frutícola y problemas de seguridad ciudadana,  por picaduras y procesos alérgicos, al preferir localizar sus nidos en zonas urbanas y periurbanas.

Algunos datos:

–       Primera reina capturada el 14 de febrero.

–       Eliminación del primer nido primario debajo de una colmena el 26 de febrero.

–       A finales de junio todavía se capturaba alguna reina en trampa y se quitaban nidos primarios.

Pese a este gran trabajo y aunque todavía no han alcanzado su máxima actividad, ya se están retirando un buen número de nidos secundarios y los ataques a las colmenas ya empiezan a ser considerables en las comarcas costeras de la región.  Se espera  para las próximas semanas un gran aumento de la actividad de la avispa asiática, siendo agosto y septiembre los meses más críticos.

Para tratar de minimizar los daños de estos ataques y mientras se encuentran mejores métodos, los apicultores se preparan para defender sus colmenas mediante soluciones prácticas como son el trampeo y la retirada de nidos para reducir la presión, el traslado de colmenas a zonas menos afectadas, juntar muchas en un colmenar, arpas eléctricas y poner mallas.

De todos modos y pese a estos esfuerzos, «de momento no hay posibilidad» de controlar la expansión de la velutina. La especie cada vez está en más número y va colonizando nuevos territorios cada año. Está ya presente en la totalidad de las comarcas de Cantabria y en casi todos sus municipios. El cálculo es que avanza unos 50 kilómetros cada año.
La propuesta que se plantea desde la FAAC es que, además de continuar con estas medidas a través del sector apícola, tal como promueve la Consejería de Medio Rural, se extiendan a otros ámbitos a través de otros departamentos. En este aspecto,  es importante la implicación institucional y social para que se coloquen trampas en los jardines de los ayuntamientos, en plantaciones de frutales o en las huertas de las casas. Y en especial en aquellos espacios en los que haya árboles de origen asiático, como las camelias, por los que la velutina tiene especial querencia. En estas actividades pueden incluso colaborar los escolares como una actividad formativa. Dado que la colocación de trampas es, al menos de momento, el método más efectivo y menos costoso del que se dispone.

De todos modos, las trampas funcionan en primavera y otoño, por lo que pedimos una planificación estacional que se centre en la colocación de cebos para capturar las reinas fundadoras en esas dos estaciones y en la retirada de nidos en verano.

La invasión de la avispa asiática es un problema de la sociedad.

Con el fin de aunar esfuerzos, se está poniendo en marcha la  “plataforma Stop Velutina Cantabria” (a semejanza de la de Galicia), integrada por el sector apícola, agrario, colectivos defensores de la naturaleza, etc. con el objetivo de pedir una serie de demandas como: impulsar la investigación para descubrir métodos más efectivos, la importancia de intensificar y  extender la lucha preventiva con el trampeo de reinas en primavera y otoño, la puesta en marcha de campañas de divulgación social y la creación de un organismo único que centralice las acciones contra este insecto invasor y en el que estén presentes las asociaciones apícolas y otros colectivos afectados.

Así mismo, también reclaman ayudas económicas para paliar los daños económicos producidos por la velutina, tanto por la pérdida de colmenas como por la considerable reducción de la producción de miel.

En caso de encontrar un nido de avispa asiática hay que avisar al 112

Fuente: Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria

 

 

 

¿Qué hace que la miel sea eterna y no se estropee?

La hemos comido, nos hemos bañado en ella, nos ha curado heridas y la hemos comercializado desde el principio de la historia registrada.

En una tableta de arcilla de Nippur, el centro religioso de los sumerios en el Valle del Éufrates, que data aproximadamente del año 2.000 a.C., hay una receta escrita. Es un remedio para tratar heridas y dice:

“Moler hasta que se vuelva polvo arena de río (faltan palabras) y amasar luego con agua y miel y que aceite puro y aceite de cedro caliente se extiendan sobre eso”.

En el Antiguo Testamento, la tierra de Israel a menudo es llamada “la tierra que mana leche y miel”.

Ese Dios del que habla, nutrió a Jacob con “miel y aceite que hizo brotar de la roca” y le dio a Israel harina fina, aceite de oliva y… miel. Más tarde, el Nuevo Testamento cuenta que Juan el Bautista comía langostas con miel silvestre.

El gran guerrero cartaginés Aníbal le dio a su ejército miel y vinagre cuando cruzaron los Alpes en elefantes para luchar contra Roma.

Para la medicina china, la miel tiene un carácter equilibrado (no es Yin ni Yang) y actúa de acuerdo a los principios del elemento Tierra, entrando al pulmón, al bazo y a los canales intestinales, según antiguos textos.

Durante la dinastía Zhou Oriental (770-256 a.C.), uno de los manjares reservados para la realeza era una mezcla de miel con larvas de abejas, y en la Poesía de Chu se habla del vino y la miel (c. siglo 11 a.C. -223 a.C).

Y, por supuesto, en el antiguo Egipto donde sus faraones partían para el otro mundo cargados de miel. Arqueólogos modernos han encontrado una y otra vez en las antiguas tumbas egipcias, vasijas de miel de hace miles de años perfectamente preservada.

Puedes meter el dedo

Son pocos los alimentos que sobreviven el paso del tiempo.

Las papas disecadas de los incas son un ejemplo, pero, a diferencia de la miel, fueron procesadas. Si encuentras sal y arroz seco en una tumba antigua en la mitad de la nada, es probable que puedas prepararte un plato y comértelo sin problema.

Nuevamente, la diferencia está en una palabra: preparar. La miel guardada apropiadamente dura indefinidamente y si te encuentras una vasija en esa tumba en la mitad de la nada podrías meter el dedo y deleitarte con esa exquisitez dorada.

¿Cómo es posible?

La magia se da por una serie de factores que operan en perfecta armonía.

  • Es dulce

La miel es un azúcar y los azúcares son higroscópicos. Eso significa que contienen muy poca agua pero pueden absorber humedad si están expuestos a ella.

Son raros los microorganismos o las bacterias que pueden sobrevivir en un ambiente así. Y para que algo se dañe, tiene que haber algo que lo dañe, pero la miel es poco “hospitalaria” con los extraños así que los mantiene lejos.

  • Es ácida

Por otro lado, la miel es extremadamente ácida. Efectivamente, leíste bien: su pH está entre 3 y 4,5 (7 es neutro) y esa acidez mata los microorganismos y bacterias.

  • Está elaborada por las abejas

Cuando las abejas hacen miel, empiezan con el néctar que recolectaron en las flores y regurgitan en el panal. Al hacerlo, éste se mezcla con una enzima que tienen en sus estómagos llamada glucosa oxidasa.

El néctar se descompone en ácido glucónico y peróxido de hidrógeno… ¿te suena conocido el último? Es agua oxigenada, eso que quizás te han echado en heridas, que parece agua pero hace burbujas cuando entra en contacto con la sangre. Es un antiséptico, de manera que protege a la miel.

Así que ese dorado tesoro al que el dios maya Ah Muzenkab protege y que goza del respaldo de Zeus, es eterno por ser demasiado dulce y demasiado ácido para que cualquier bicho sobreviva… y encima es antiséptico.